lunes, enero 09, 2006

11.- FRANQUICIA Y CRECIMIENTO EMPRESARIAL

Cuando se piensa en el tejido empresarial de un país, generalmente visualizamos imágenes de industrias básicas pertenecientes a los sectores primarios y secundarios de la economía, extracción y transformación respectivamente. Pero esta imagen no estaría completa, si no consideramos a las empresas encargadas del comercio y los servicios, es decir, el sector terciario. En este sentido, la suma de todas las unidades o agentes económicos dispuestos en los diferentes sectores de la economía, nos dan una muy buena imagen del desarrollo de estos emprendimientos industriales y empresariales a lo largo del tiempo.

En Venezuela, y particularmente, en el sector terciario de la economía, viene ocurriendo, desde hace ya más de 5 años, un fenómeno que atenta contra la lógica que imponen las condiciones en materia de crecimiento y desarrollo económico nacional. Y es que el sector franquicia, ha seguido experimentando un crecimiento sostenido, desde su formalización en el año 1998, reflejando el carácter transformador y progresista de este formato comercial, quien con base en la reducción de los costos de expansión y la amplitud y rapidez de crecimiento de nuevas unidades, se ha posicionado como uno de los pocos sectores económicos que aún muestra números positivos en el país.

La explicación a este fenómeno, tiene múltiples respuestas y se fundamenta en factores de tipo económico, social y cultural, propios de los países donde se adopte este formato comercial, aunado a un componente de tipo aspiracional muy elevado, en términos del incremento de la calidad de vida de aquellos que participan en su desarrollo. En opinión de Marcel Portman, otrora presidente de la Asociación Internacional de Franquicias (IFA) por sus siglas en inglés, “…se observa una estrecha relación entre las depresiones económicas de los países, y el incremento de las franquicias y unidades franquiciadas”. Esto plantea una relación inversa entre el crecimiento y desarrollo económico, y el aumento de las franquicias y unidades franquiciadas en los países, situación que se evidencia con más ímpetu en la fase inicial del proceso de adopción o generación espontánea de este sistema de negocios o formato comercial.

Otra de las razones por las cuales el sector franquicia crece, y se mantiene en las economías en recesión, radica en las ventajas que con respecto al “sucursalismo” como herramienta de crecimiento empresarial posee, destacándose dentro de ellas las siguientes:

El franquiciado realiza las inversiones y gastos inherentes a la apertura.
La expansión se produce con personal ajeno.
El franquiciado se verá motivado por el éxito y buena marcha de su negocio.
Rápida expansión y efecto multiplicador que fortalecerá la presencia de la marca en los diversos mercados.
El incentivo del franquiciado por éxito de su negocio facilitará al franquiciador el control de la gestión.
Las economías de escala permitirán una mejor planificación de las funciones de aprovisionamiento.
Rentabilización de los esfuerzos de marketing al establecer un fondo publicitario.

Es evidente que en situaciones económicas adversas, las empresas deben tomar decisiones estratégicas para crecer, mantenerse y “no desaparecer”, es aquí cuando una estructura sobredimensionada, ingentes costos de operación y directrices que no comulgan con el contexto, se convierten en las principales causas del desmejoramiento y declive de estos emprendimientos. Es por eso que en el caso venezolano observamos, que cada vez son más las empresas que nacen y se convierten a este formato de negocios; y es que en definitiva, la decisión de operar bajo el formato comercial de la franquicia, es una opción diferente, probada y estandarizada, con una baja tasa de fracasos o cierres de negocios, lo que incentiva directamente el crecimiento del tejido empresarial del país, donde la unidad básica de expansión de este sector, son los agentes económicos con personalidad jurídica, es decir, “empresas”, que requieren y demandan del concurso de otros factores productivos, lo que genera un efecto multiplicador dentro de la economía nacional.

Econ. Aarón Olmos
Caracas-Venezuela

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal